Surge y se nutre del vasto vergel del underground con el fin de ayudar a la autoedición y a la documentación de los seres que lo pueblan.

ARIENETTE EN FORDHAM PARK

DESCARGAr PDF

Autora Marina Kaysen, Madrid, 2018
POESÍA – 74 págs.

Sinopsis
La muerte antes de la vida. Entre ambas, la luna al final del mar y la sangre por las paredes.

Prólogo
Marina forma parte de ese grupo de personas sensibles, que a pesar de su dolor, su belleza y maquillaje no van a delatarla. Su marcada línea en los ojos, su estética de mujer lorquiana en deportivas, sus flores en el pelo, forman parte ya de un imaginario propio, una identidad que no es un personaje, una construcción que es un puñetazo para una realidad que busca invisibilizar las criaturas mágicas como ella. Marina ha ido configurando esta pieza que muestra cada día a su público como uno de sus collages y nada ha sido sin sangre. Porque debajo de ese rostro de Lolita hay una madre para sí misma, una superviviente, una valquiria.
Pilar Astray

Respuestas que no quieres escuchar
¿de verdad quieres que te conteste? ¿de verdad quieres saber por qué lloro?
lloro porque salí de un vientre
lloro porque con ocho años quise vestir de negro y mi madre no me dejaba
lloro porque no puedo vivir en aquel día de los noventa en el que mi tío Santi bailaba conmigo en el río
lloro porque a la hora del recreo nunca quise jugar a mamás y a papás y me iba a una esquina a escribir cuentos
lloro porque mi primer amor fue a los trece años y él tenía treinta y dos y nunca me quiso hasta los dieciséis
cuando yo ya no amaba a nadie
pero podía abrirme de piernas
lloro porque un día creí matarme y desperté en un hospital y no recuerdo haberme sentido
tan inútil
jamás
lloro porque yo era una niña y un día desperté y de pronto ya era vieja
pero para nada era sabia
lloro porque cada día me llevaba una cuchilla diferente al instituto y me encerraba en los baños
a dibujarme con ellas corazones en los muslos
lloro porque nunca me consideré suficiente para ser nada bueno
lloro porque ni siquiera me consideré enferma por no estar tan delgada como para merecer el honor de ser llamada anoréxica
lloro porque creí firmemente que mi forma de vivir eran mis trastornos mentales
cuando los escribieron en un papel
lloro porque los han escrito demasiadas veces
lloro porque tengo más de cien informes del samur y urgencias
lloro porque he apuñalado a mi padre mil veces en el pecho y él aún me quiere
y me acaricia el pelo si lo necesito
lloro porque me han roto el corazón demasiados hombres como para contarlos
lloro porque todavía me sigo ilusionando
lloro porque voy de dura y de fuerte pero no lo soy
porque estoy escribiendo un poema para que no me vuelvas a preguntar que por qué coño lloro
porque todo el mundo
se ha marchado
al conocer las causas de mis llantos.

Redes
Facebook
Instagram
Youtube

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2021 Inflamavle

Tema de Anders Norén